La situación de violencia e inseguridad constituye la principal preocupación de la población salvadoreña. Durante los últimos años, en El Salvador ha habido alrededor de 70 personas asesinadas por cada 100.000 habitantes, una de las tasas más altas del mundo.

Según una reciente investigación realizada por FLACSO y UNICEF muchos jóvenes se ven empujados a reconstruir su identidad en las pandillas juveniles y a desarrollar comportamientos violentos como consecuencia de factores como la marginación social, dificultades familiares o el desempleo.

En los últimos años también ha habido un incremento notable de la violencia contra las mujeres. El Salvador tiene la mayor tasa de feminicidios del mundo, que asciende a 12,94 por cada 100.000 mujeres. Según datos de la PNC, durante 2011 se recibieron 1.964 denuncias por violencia intrafamiliar y violencia de pareja. Es decir, que un promedio de 5 a 6 mujeres por día realizó una denuncia por este tipo de violencia. En total, el 81% de las víctimas de violencia intrafamiliar son mujeres.
La realidad en Ciudad Delgado y Cuscatancingo, no se distingue mucho del escenario estatal, observándose como en el último año aumentaron en un 80% el delito de amenazas. Los delitos más comunes son los hurtos, las lesiones, las amenazas, los robos y las extorsiones. Los dos municipios cuentan con una media de 30 personas asesinadas al año.

Los ayuntamientos de Cuscatancingo y Ciudad Delgado tienen un firme compromiso con la generación de una cultura de paz y la cohesión social, tal y como lo reflejan sus respectivos planes estratégicos participativos. Ambos municipios participan activamente en el desarrollo de la Estrategia Nacional de Prevención de la Violencia estableciendo en los dos territorios los instrumentos impulsados: Observatorio y Comité de prevención de la violencia. Además, los ayuntamientos pretenden impulsar procesos de desarrollo y cohesión social.

MuniciPaz, es una iniciativa que reúne a autoridades locales y actores no estatales de El Salvador, España y Bruselas, con el objetivo de fortalecer las capacidades institucionales de los gobiernos locales de Ciudad Delgado y Cuscatancingo, en los procesos de participación ciudadana para la prevención de la violencia y la promoción de una cultura de paz.

Para hacer frente a la violencia de una manera eficaz es importante fortalecer la capacidad de las administraciones públicas y que exista una buena articulación entre las políticas de ámbito nacional y las políticas locales de Seguridad Ciudadana. Éste enfoque implica el fortalecimiento de las capacidades institucionales, especialmente en un marco de cortos periodos de gobierno municipal y de una alta rotación de cargos electos, con la consecuente modificación del escenario local, lo que sin duda incide en una más difícil articulación de los planes y políticas nacionales en el ámbito local.

Para dar respuesta a estas limitaciones y dificultades, la propuesta que aquí se plantea propone dar un salto cualitativo en la manera de abordar y prevenir la violencia, propiciando una articulación multinivel en el territorio y desarrollando acciones que contribuyan de manera decidida a mejorar las capacidades de las y los jóvenes y que permitan construir colectivamente una cultura de paz y una cohesión social sostenible en el territorio.

MuniciPaz, es una iniciativa que reúne a autoridades locales y actores no estatales de El Salvador, España y Bruselas, con el objetivo de

 contribuir a la implementación de estrategias y acciones públicas que faciliten la participación ciudadana enfocada en la lucha contra la violencia

Se persigue fomentar una cultura de paz con vinculación a la participación de todos los actores fundamentales a nivel local y nacional, favoreciendo la participación de jóvenes y mujeres como motor de cambio hacia un nuevo modelo social.

Acompañando y optimizando los instrumentos existentes en la prevención de violencia para poder coordinar, planear y ejecutar políticas intermunicipales y obteniendo el compromiso de los grupos organizados de jóvenes y mujeres, así como de las familias, en el diseño y la implementación de planes operativos de prevención de la violencia.

Más concretamente se hará a través de:

1) Formación:
a. a técnicos y autoridades locales sobre políticas públicas y planificación estratégica local,
b. a organizaciones de base para el aprendizaje del manejo de instrumentos de prevención de violencia y
c. a los beneficiarios directos de la acción; mujeres y jóvenes sobre cultura de paz

2) Diálogo político: creación de espacios que propicien el diálogo entre las instituciones y con la sociedad civil a través de Foros Públicos

3) Investigación y análisis técnico

Las principales actividades que se desarrollarán a lo largo de los 36 meses que dura la implementación de este proyecto incluyen:

Plan de desarrollo de capacidades para la optimización del uso de instrumentos para la prevención de la violencia y la cultura de paz

Creación del I Comité Intermunicipal de Participación Ciudadana para la Prevención de la Violencia y de su Plan Anual de acción

Intercambio de buenas prácticas en El Salvador, Latinoamérica y Europa

Creación de espacios de debate y concertación para que los agentes interesados tengan la oportunidad de expresar propuestas y opiniones

Talleres de prevención y sensibilización en centros escolares
Creación de círculos de mediación comunitaria

Capacitación a organizaciones de la sociedad civil para la visibilidad de su labor

Firma de un acuerdo de colaboración entre organizaciones y medios de comunicación para la promoción de la participación ciudadana

Programa: Actores no Estatales y Autoridades Locales en el Desarrollo

Duración: 36 meses

Financiación: El presupuesto de este proyecto es de 539.433€. La UE cofinancia 480.000€ (90%) y el consorcio cofinancia el resto. Este presupuesto será utilizado para financiar las actividades del proyecto. Todo ello con la transparencia y la supervisión establecida por la Unión Europea.

Descargar Tríptico